Copa navideña de fútbol ya tiene finalistas

El torneo de fútbol navideño que se realiza anualmente en diciembre y que hasta el momento se encuentra en su cuarta versión se ha extendido hasta los primeros días de enero, durante el 3 y 4 del primer mes de 2017 se disputaron las semifinales del certamen, las llaves se definieron por medio de un sorteo y allí quedaron ubicados los enfrentamientos, el inicial fue entre Bicimotos y Fundación Camilo Zuñiga, mientras que el segundo cotejo fue entre Deportivo Calle de Cultura y Hotel El Dorado.

Semifinal entre la Fundación Camilo Zuñiga y Bicimotos

El martes 3 de enero a pesar de la lluvia que cayó sobre la isla, en el estadio Erwin O’neill se vivía un clima distinto se respiraba y se olía futbol, esto porque en el terreno de juego se encontraban dos equipos muy bien conformados que ofrecieron un concierto futbolero. Por un lado la fundación Camilo Zuñiga, onceno dirigido por Jair Navarro Oviedo, que cuenta con un gran número de jugadores en formación que están por estos días de vacaciones en la San Andrés;  por el otro sector Bicimostos, una escuadra conformada por jugadores experimentados como: Víctor Rojas, Gustavo Herrera, Angello Rodríguez, jugador del Deportes Tolima; Cristian Arévalo, ex jugador de cortulua, Depor de Aguablanca, entre otros clubes de la B.

Este partido por buscar al primer finalista fue muy reñido durante la etapa inicial, ninguno de los dos equipos dio ventaja sellando un 0-0 en los 45 minutos, pero en la parte complementaria un diluvio de golazos y buen fútbol se desbordo en el escenario deportivo y en una gran jugada tejida por los muchachos de la Fundación Camilo Zúñiga fue concluida de forma magistral por el atacante Edwin Zuñiga, quien recibió la pelota en el borde derecho del área grande, enganchó hacía adentro dejando pasar a un defensor que se tiró en plancha y definió al segundo palo colocando el esférico lo más lejos posible de la humanidad del golero Elver Russil, quien se quedó estacionado observando como la pelota golpeo vertical e ingreso a su portería.

Muy rápidamente Bicimotos consiguió la igualdad por medio de Julián Coronado, quien aprovecho un balón que quedó pagando en las 16 con 50 y de fuerte derechazo castigó la pasividad de la defensa rival, pero lo mejor aún estaba por llegar, los jovencitos de la F. Camilo Zuñiga siguieron exponiendo su talento y luego de una gran jugada colectiva que arranco en el medio campo donde hubo cerca de 10 pases apareció Duvan Guerra para colocar el 2-1 parcial, que más tarde se convertiría en  3-1 gracias a una pena máxima ejecutada por Edwin Zuñiga.

Semifinal:Deportivo Calle de la Cultura vs Hotel El Dorado

La otra semifinal entre Deportivo Calle de la Cultura (blanco) y Hotel El Dorado (azul) fue el miércoles 4 de enero, esta se jugó al límite en cada centímetro de la cancha, las entradas fuertes no se hicieron esperar desde el pitazo inicial y antes que se acabara el primer tiempo Bladimir Maturana ya había visto la tarjeta roja. Para la segunda parte los ánimos se bajaron un poco, pero el juego rudo era latente, Hotel El Dorado dominó pero sin peligro, mientras que su rival aguantaba para intentar agredir de contragolpe, así fueron pasando los minutos sin que ningún equipo vulnerara la portería de su contrario hasta que se determinó el final de los 90 minutos reglamentarios.

Jofran Arrellano, guardameta de Hotel El Dorado atajando una pena máxima

Deportivo Calle de la Cultura es un equipo conformado en su mayoría por jugadores del barrio El Cliff,  en los octavos de final ganaron en la tanda de penales luego de empatar a cero goles con Barcelona FC.

Johan «Micky Johan» Arrieta Buenaño desperdiciando su oportunidad en los lanzamiento desde el punto blanco

En los lanzamientos desde el punto blanco todo era un contraste Deportivo Calle de la Cultura tenía jugadores experimentados, mientras que Hotel El Dorado dirigido por Enrique Mendoza tenía más juventud; pese a eso los muchachos del combinado hotelero arrancaron con buen pie cuando su portero Jofran Arrellano atajó el primer penal, pero sus compañeros no respaldaron este trabajo y desperdiciaron sus oportunidades, algunos de ellos intimidados por la presencia de Juan Carlos Monroy, quien es conocido por el remoquete de Shampoo. Los muchachos del Cliff se llevaron la victoria en una tanda de penales muy sufrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *